157 categorías de espirituosos catados

21 marzo 2020


El Concurso Internacional de Lyon propone 157 categorías de espirituosos. Se catan whisky, bourbon, aguardiente, soju, shochu, baijiu, ginebra, vodka, rones, cachaça, punches, cócteles, anisados, cremas, licores y vinos de Jerez.
El concurso responde a reglas estrictas de organización, con condiciones óptimas de almacenamiento, una clasificación de los espirituosos que toma en cuenta varios criterios, una cata a ciegas, un control de los catadores seleccionados y una tabla de evaluación sobre 100.
Esta diversidad de categorías nos permite proponerle a los consumidores, nuevos productos catados y ganadores de medallas en el Concurso Internacional de Lyon, para guiarlos a la hora de elegir un espirituoso.

registrarse

Los compromisos del Concurso


Especialización de los jurados

Más información

Una comunicación múltiple

Más información

Asociados sólidos e involucrados

Más información

Presidentes de honor prestigiosos

Más información

Validación oficial y controles

Más información

Herramientas de marketing

Más información

Los profesionales del sector garantizan la conformidad de la muestra, los aficionados conocedores representan el gusto del consumidor.

Testimonios


Catar bebidas alcohólicas no es fácil, pero es un verdadero placer poder hacerlo en óptimas condiciones: la sala es luminosa, reinan tranquilidad y concentración, y la clasificación de las bebidas está bien hecha. La ficha de cata es concisa y fácil de uso. Me gusta participar a esta cata porque siempre descubro o me sorprende algo.

Ludwig CORDELIER

Maestro Sumiller
Bodeguero

Para mí, siempre es un gran placer catar en el Concurso Internacional de Lyon. El lugar ofrece la tranquilidad necesaria para una cata bien organizada y realizada con rigor. Esta cata es diferente a la de los vinos, se coge una gotita del producto, se chasquea la lengua para cubrir las paredes de la boca, se escupe y luego se da una nota. Es necesario beber mucha agua entre cada sorbo para volver a establecer el PH de la saliva. Por lo general empiezo con los aguardientes con menos alcohol, después los calvados, el Gin, etc. Es un gran momento, nos encontramos con productos puros, característicos y sin defecto.

Maryse ALLAROUSSE

Meilleur Sommelier de France 1980
Demi-finaliste du Meilleur Sommelier du Monde 1992

Desde hace uno años, cato los espirituosos para Armonia, es un ejercicio que considero un poco más complejo que el comentario de un vino, y al mismo tiempo más estimulador y enriquecedor. Los “spis” son un sector en pleno desarrollo, y por lo tanto es indispensable que el sumiller continúe formándose para seguir la tendencia. Además, como el concurso es internacional tuve la oportunidad de conocer y descubrir cosas increíbles. De mi última cata, me queda todavía el gusto de un aguardiente de Mirabel excepcional.

Caroline DAESCHLER

Sumillería

Es un verdadero placer catar cada año, las selecciones del Concurso Internacional de Lyon.
Para los vinos, la suerte que tengo al ser catador, es que puedo comparar las propiedades dentro de una misma denominación y así conocer mejor nuestro viñedo.
Para la aguardiente y los espirituosos, es un ejercicio, más técnico y que demanda mayor concentración, pero sobre todo un ejercicio apasionante y un motivo para descubrir cosas nuevas y para hacer viajes olfativos.

Laurent DERHE

Meilleur Ouvrier de France Sommellerie 2007
Président de l’Association des Sommeliers Lyonnais et Rhône-Alpes

1