En 10 años, se han juzgado y evaluado a más de 34.000 vinos

21 marzo 2020


El constante aumento de las muestras que se presentan demuestra la confianza que tienen los participantes en nuestras distinciones. El Concurso ha sabido imponerse en Francia y a nivel internacional como una garantía de calidad.
El concurso responde a reglas estrictas de organización, con condiciones óptimas de almacenamiento, una clasificación de los vinos que toma en cuenta varios criterios (denominación, añada, variedades, etc.), una cata a ciegas, un control de los catadores seleccionados y una tabla de evaluación sobre 100 inspirada de la OIV.
Además, cada año se entrega el trofeo de sumillería a estudiantes con especialidad en sumillería.

registrarse

Los compromisos del Concurso


Especialización de los jurados

Más información

Una comunicación múltiple

Más información

Asociados sólidos e involucrados

Más información

Presidentes de honor prestigiosos

Más información

Validación oficial y controles

Más información

Herramientas de marketing

Más información

Los profesionales del sector garantizan la conformidad de la muestra, los aficionados conocedores representan el gusto del consumidor.

Testimonios


Participo al Concurso Internacional de Lyon desde hace varios años y lo que más me impactó es la calidad de la organización y el rigor de la cata. Para mí, las medallas de este concurso tienen un verdadero sentido y como sumiller-bodeguero, también me permite ampliar conocimientos y descubrir nuevos vinos para referenciar.

Pierre GRENIER

Sumiller
Bodeguero - Metro

En mi calidad de sumiller, participo al Concurso Internacional de Lyon porque es la oportunidad de catar muchas muestras, pero también de confrontar mis opiniones con la de los consumidores. El Concurso es un evento cada vez más conocido, veo cada vez más gente que lo apunta con mucho interés en sus agendas. Es una cata muy agradable y también muy bien organizada.

Fabrice SOMMIER

Meilleur Ouvrier de France Sommellerie 2007, Master of Port 2010
Maître Sommelier de l’UDSF

En mi calidad de profesional del vino, enólogo desde hace treinta años y vinificador, intento sobre todo destacar el trabajo y la competencia del viticultor, orientar al consumidor en su compra, y sobre todo, compartir todo el placer que puede procurar un vino. Al ser catador en el Concurso Internacional de Lyon puedo seleccionar los mejores vinos por sus características y su calidad, y por lo tanto, el consumidor nunca estará decepcionado al comprar una botella premiada en el Concurso.

Gérard ESTABLET

Viticultor
Enólogo

Una increíble orquesta de catadores: He aquí la primera imagen cuando uno descubre la inmensa sala del gran Concurso Internacional de Lyon.
Cada copa, cada botella anonimizada, cada escupidera, está en su lugar, perfectamente conforme, ordenada, todo es preciso y armonioso. Cuando empieza la sinfonía, no hay notas en falso, ni desacierto o alboroto, la atmósfera es profesional y con un buen ritmo, los jurados están concentrados en la cata, las copas giran, cada uno se concentra en su partitura sensorial. Una a la vez, las muestras se consideran metódicamente con el ojo, la nariz y la boca, para cada comentario, cada descripción y cada nota. El centro de esta sinfonía de los sabores internacionales siempre es el respeto del producto. A veces, todos los jurados sienten una emoción palpable unánimemente, es un momento de magia en el que el tiempo se detiene y comienza el diálogo.
Solo algunos vinos, efervescentes, cervezas o espirituosos van a ser recompensados y ganar las medallas de su categoría.
Una hermosa experiencia de catador que recomiendo.

Laurent BAUBY

Enólogo

1